APRENDIENDO EL ARTE DEL PERDÓN

Publicado en por empatizando con el tdah

Siempre he pensado que para estar en paz con uno mismo,debemos saber perdonar de corazón,y...no siempre es facil,para los niños aún resulta mas dificil perdonar,sobre todo si continuamente se ven sometidos a burlas por parte de sus compañeros.

Creo que mi labor como madre,ademas de todas las cosas que entraña ser madre y ademas ser madre de un niño con TDAH,es educar a mis hijos en la tolerancia y la buena voluntad y tambien en el perdón,para que el dia de mañana sean personas de bien y con valores morales que a mí me dierón y qué,desgraciadamente, se estan perdiendo.

Como he dicho no es facil enseñar a perdonar,a de ser un sentimiento que nazca de dentro,para ello,he ideado una especie de "juego"podriamos decir que suelo practicar con mis hijos cuando se van a la cama,para que antes de dormirse perdonen aquellas cosas,hechos,personas que necesitan de su perdón,con la intención de que crezcan comprendiendo que cometemos errores y debemos perdonar esos errores,los que ellos cometen y tambien los de los demas.

Dada esta explicación,quiero contaros en que consiste mi "juego"por si quereis practicarlo con vuestros hijos,incluso,¿porqué no?con vosotros mismos5856686069_2861f5502c.jpg

 

 

 

Como anteriormente he dicho,antes de ir a dormir,en la cama incluso,le pides que se imagine en la cima de una gran montaña,de las que rozan el cielo, invitale que inspire la energia de toda la naturaleza que le rodea,lleva con sigo unos grandes globos de colores y papel,en esos papeles,el niño imagina que escribe aquello que necesita su perdón,lo ata al globo y dice,bien en voz alta o en su pensamiento,perdono...la causa que sea,lo suelto y lo dejo ir,lo perdono libremente y de todo corazón,no tiene ya ningun poder en mi vida,si vuelve a mi pensamiento en forma de rencor,no tiene ningun poder porque yo, ya lo he perdonado,mentalmente suelta el globo y mira como se aleja hacia el cielo...como se pierde entre las nuves,hasta que se aleja completamente y deja de verlo,aquello que le hirio a sido perdonado.

Tambien se puede hacer el ejercicio para perdonarse a uno mismo,utilizamos tantos globos como necesidades de perdonar tenemos.

Es un ejercicio sanador de la mente y del alma y una buena forma de enseñar a nuestros hijos la importancia del perdón,tambien es muy relajante,desata nudos y nos acerca a Dios.

Comentar este post