PALABRAS QUE DUELEN

Publicado en por empatizando con el tdah

Ayer,mi hijo y yo veiamos la tele juntos,su hermana ya estaba acostada,disfrutabamos de una velada los dos solos con palomitas y coca cola,de repente me mira muy fijamente y me pregunta:"¿Mamá yo estoy loco?"-"Claro que no",le contesto.

-"Entonces¿ por qué en el cole todos los niños me dicen que estoy loco?"

Me quedo sin palabras,de piedra,solo me sale decirle:-"Cariño,seguro que es una forma de hablar,como cuando le dices a alguien:eres tonto,pero no quiere decir que lo sea,ni tampoco que tú pienses que es tonto".

-"No mamá,me lo dicen de verdad.quiero que me hagan un escaner de la cabeza y me digan si estoy loco."

Yo le contesto:-"No cariño,no estas loco,tu solo eres hiperactivo,pero no estas loco.Lo que ocurre es que no todos pueden entender tu forma de ser,tú eres especial y eso,sobre todo los niños no lo saben ver."-

Me responde:-"Dicen que si voy a la sicologa es por que estoy loco,pero si es solo por que soy hiperactivo ya me quedo tranquilo"-.

Continuo con sus palomitas y viendo la tele como si esa conversación no hubiese existido,pero yo me estaba ahogando con un tremendo nudo en la garganta para no soltar ni una lagrima.

¿Como se hace para que los niños no sean crueles con otros niños?¿como se hace para que otros niños comprendan que no todos somos iguales?Que hay niños diferentes a ellos,pero que tienen sentimientos y que pueden herirles con sus palabras.

De todas las cosas que conlleva el TDAH,la que peor llevo es el rechazo de algunos de sus compañeros,y no por el rechazo en sí,si no porque le hieren y se siente humillado cuando le insultan,Daniel es extremadamente sensible,todo se lo toma muy a pecho y ademas al pie de la letra,con lo cual,aún le hace mas daño.

Yo procuro tranquilizarle diciendole,que son palabras que se dicen,pero que no tienen intención de hacerle daño,intento quitarle importancia,porque en realidad no sé que puedo hacer,él tiene amigos,son unos pocos los que le insultan y pienso que si voy a hablar con los profesores,quizas empeore las cosas para él.Sinceramente en esta situación me siento acorralada,no sé que hacer.

Amí no me importa cuando no para quieto y me pone de los nervios,no me importa haber dejado de visitar amigos desde hace años por que no sabia cuando iba a tener una de sus rabietas,no me importa haber renunciado a las comidas familiares,ni tampoco dejar de ir a los centros comerciales con él o a las tiendas,no me importa,cuando vamos al supermercado ir "atacada " de los nervios por que no para de correr por los pasllos,atropellar a la gente con el carro,ser el centro de todas las miradas,todo eso ,lo tengo asumido desde hace mucho tiempo y no me causa ningún mal,lo acepte sin ningún problema,pero a lo que no me aconstumbrare nunca es a que le hagan daño,eso no lo puedo asumir y tampoco sé como remediarlo.

Esta seguro es mi asignatura pendiente,mi punto debil,donde me derrumbo y no sé como seguir...


 


2816158214_77b83f6161.jpg

Comentar este post

MatildeAsensi | webcam sexo 10/20/2011 12:47


La fabula de la puerta es un poco liosa de entender, pero el ejemplo final es bueno.
Todas las madres y padres hemos sentido ese nuco en la garganta, yo fui al cole a dar una charla de sensibilizacion a los compañeros de mi hijo,es el mejor sistema de rebajar la crueldad en los
pequeños


ana 10/19/2011 23:04


Estabamos en un local, dos madres, dos hijos con TDAH y yo, una me comentaba que el suyo decia lo mismo que el tuyo y no la deje continuar hablando.
LLamé a los dos niños y al que lo decia, llamemosle Andres, le sente a mi lado, al otro, José, le mande ir al otro cuarto y cerrar la puerta. En un tono de voz normal, dije - Jose nada más entrar
ven y pideme el juguete que quieras que te lo regalo.(claro José, detras de la puerta, no oia nada)
Entonces le mandé a Andres abrir la puerta y volver a mí lado, para ver lo que hacia el otro. claro, José entró y se quedo mirando para nosotros, nosotros para él,... hasta que le dije a Andres
-José esta loco o tonto o... mira que no pedirme el juguete, -No, dijo Andres, lo que pasa es que detras de la puerta no te oyó. -¿estás seguro?, - sí¡ -A ver si es verdad, José oiste algo, -No, -y
si yo te digo que me pidas cualquier juguete de los que hay aquí que te lo regalo, ¿qué harías?, -pedirlo, -a ver, -este.
Conclusión les dije , no por tener TDAH sois tontos, hay una puerta que no os deja entendernos, pero estamos abriendola, repito, no es cuestión de ser o estar locos. En ese momento me dijo José, es
como el juego del tel estropeado, y me gusto ese ejemplo, y sobre todo que ellos ya se habián creado herramientas para entender sus dificultades.
Espero que te guste y te sirva esta experiencia, gracias por leerla.